No es una línea, es una espiral

No es una línea, es una espiral / daltitcoachingRecientemente una amiga se desesperaba al ver en sí misma comportamientos en los que consideraba que “había trabajado ya”, y que, de alguna manera, deberían ser parte de su pasado. El descubrir de repente, en una situación de crisis, que su reacción era “la misma de siempre” le generaba impotencia, enfado y la sensación de que no había avanzado nada: hasta entonces creía que estaba aprendiendo y ahora “comprobaba” que estaba en el mismo punto. Entonces recordé una pequeña anécdota, de algo que me ocurrió hace ya unos años y se la conté… Y ahora la comparto en el blog.

Ocurrió estando en Nepal, cuando hacía mi primer retiro de meditación más serio y “largo” (eso según mi propio estándar, claro, ¡era apenas un mes y hay gente que hace retiros de años!). Aunque estábamos en Nepal y en un monasterio tibetano, el retiro estaba diseñado para extranjeros y las enseñanzas y las prácticas se impartían en inglés. Todos los monjes y monjas eran occidentales, pero el encargado de transmitir las enseñanzas, basadas en un texto clásico tibetano, había pasado muchos años estudiando entre tibetanos e incluso gesticulaba y hacía ademanes propios de un tibetano, lo cual resultaba bastante curioso.

Y ahí estaba yo con mi cuadernito, para tomar nota de todo e intentar enterarme. Y pasó un día, y otro día, y otro día… Y al tercero o cuarto el monje comenzó a repetir básicamente un punto que había explicado ya antes, así que decidí poner una especie de “llamadita” en mis notas para señalar que aquello era una continuación. Y luego continuó con los puntos posteriores, pero al cabo de un día o dos volvió a hacer lo mismo, a repetir algo que ya habíamos visto, añadiendo alguna idea nueva, que había olvidado antes. Mi cuaderno era un lío y mi ideas también; sin un mínimo de estructura, sin puntos y subpuntos, epígrafes y subepígrafes, ¿como iba a organizar y entender lo que estaba diciendo? Me parecía un pésimo comunicador, y así se lo comenté a una chica jovencita que andaba por ahí y estaba considerando hacerse monja.

Y entonces ella me dijo que era un método didáctico habitual los tibetanos. Daban una enseñanza, la dejaban madurar y al cabo volvían a tratar el tema. Incluso repitiendo las mismas palabras, una por una, la comprensión del que escuchaba no era la misma, porque el que escuchaba no era el mismo; el impacto cada vez era diferente, y la enseñanza iba calando, llegando cada vez más profundo… No se trataba de entender los conceptos de forma lógica y mental, sino de integrarlos, interiorizarlos… Profundizando con cada vuelta.

He asistido después a más enseñanzas tibetanas y he de decir que suelen ser bastante estructuradas y “lógicas”; creo que a ellos también les gustan los epígrafes. Pero aquella historia se me quedó grabada. Porque, efectivamente, tendemos a creer que nuestra vida es una línea recta, un camino que parte de un punto y llega a otro (lejano, suponemos, esperamos). Y, por ello, cuando trabajamos en nuestro desarrollo personal y vemos que en un momento dado reaccionamos de la forma “de siempre” (algo que, además, no es raro que ocurra en los momentos de crisis), nos desesperamos y autocastigamos porque sentimos que estamos en el mismo punto de partida y no hemos avanzado na-da. Pero nuestra vida no es una línea recta, sino más bien una espiral, y pasamos de forma repetida por algo que parece el mismo punto, pero más profundo: profundo porque reincidimos en hábitos que nos hace daño, y ahondamos la herida, o profundo porque la lección penetra en nosotros y la hacemos nuestra, poco a poco.

Como me dijo aquella chica en aquella ocasión, no se trata de entender de forma conceptual, sino de profundizar con cada vuelta. No es una línea, es una espiral.

Advertisements

About Débora Altit

Periodista con más de diez años de experiencia en Periodismo y Comunicación, buena parte de ellos en China. Profesora de yoga, yogaterapia y meditación. Coach y practitioner de PNL. Con formación en Proceso Corporal Integrativo (PCI), Bioenergética, Biodanza... Interesada en el desarrollo personal a través del trabajo integrado de cuerpo y mente.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s