La vida tetris

Tetris / daltitcoaching.comNos levantamos, duchamos, desayunamos un café rápido si tenemos tiempo, corremos al trabajo, al mediodía comemos a toda prisa y aprovechamos el hueco también para hacer un poco de deporte o el recado de turno, salimos de trabajar y si podemos hacemos el otro recado de turno, o vamos al gimnasio si no pudimos antes, o asistimos a esas clases de idiomas o de community manager para no quedarnos descolgados y seguir estando “en el mercado”… Y como después de todo son “tan sólo” las ocho y pico aprovechamos un momento para quedar con ese amigo que hace siglos que no vemos ya que estamos más o menos por su barrio, y volvemos a casa, que está desordenada, y nos desparramamos en el sofá con el ordenador en el regazo mientras encendemos la tele, y curioseamos en Facebook mientras miramos la agenda para ver si podemos encajar en algún lado esa cita con ese conocido no muy conocido que nos acaba de contactar por Whatsapp… Y al que no queremos decir otra vez que esta semana no podemos porque en realidad nos cae bien, y sabemos que, a la tercera negativa, va a pensar que somos un imbécil.

O quizá resulta que no tenemos la suerte de estar trabajando ya que estamos “parados” y eso quiere decir que nos levantamos y nos enchufamos a Internet, salimos para asistir al curso de todas mañanas de lunes a viernes, luego vamos a otro más las tardes del martes y jueves, y luego vamos a aquel otro, que ya es más plan hobby, un fin de semana al mes… Y por supuesto vamos al gimnasio varios días a la semana, porque ya se sabe que con tanta inactividad corremos el riesgo de deprimirnos, y eso no… Y hacemos más favores porque ahora que no trabajamos tenemos “tiempo”, así que ya me quedo yo, esperando a tu fontanero. Y por la noche llegamos a la casa, igual de desordenada, nos desparramamos en el sofá, ordenador en el regazo, mientras encendemos la tele, y curioseamos en Facebook mientras miramos la agenda para ver si podemos encajar en algún lado esa cita con ese conocido no muy conocido que nos acaba de contactar por Whatsapp… Y al que no queremos decir otra vez que no.

Y ésta es nuestra vida tetris, y hagamos lo que hagamos y corramos lo que corramos al final hay planes que tenemos que cancelar porque no hemos tenido en cuenta actividades prosaicas de nuestra vida como el tiempo que necesitamos para desplazarnos, poner lavadoras o dormir… Algo tendremos que cancelar fijo, porque nuestra mente vuela más rápido que nosotros, y si fuimos capaces de cumplir con todas las actividades de la agenda, nuestra mente nos pedirá más… Y corremos y corremos, pensando que, cuanto más cosas distintas hagamos, más posibilidades parece que tendremos de ser felices…

O no… Aquí dejo el link a esta página, Zenhabits, en donde su creador explica su plan de ir abandonando, mes a mes, alguno de sus hábitos “imprescindibles”, desde tomar café o azúcar hasta usar Internet a todas horas o salir a cenar fuera. ¿Menos es más? Feliz viernes.

Advertisements

About Débora Altit

Periodista con más de diez años de experiencia en Periodismo y Comunicación, buena parte de ellos en China. Profesora de yoga, yogaterapia y meditación. Coach y practitioner de PNL. Con formación en Proceso Corporal Integrativo (PCI), Bioenergética, Biodanza... Interesada en el desarrollo personal a través del trabajo integrado de cuerpo y mente.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s