Alba Emoting, al volante de las emociones

Hace unas semanas acudí a un taller de Alba Emoting celebrado en Barcelona. Llevaba bastante tiempo queriendo asistir, pero las circunstancias no me habían permitido acudir a los talleres impartidos (más raramente) en Madrid, así que decidí aprovechar el fin de semana para viajar a Barcelona y, de paso, visitar a una buena amiga.

El sistema Alba Emoting ha sido creado por la alemana-chilena Susana Bloch, psicóloga y psicofisióloga con una interesante y movida carrera (su biografía, aquí). Bloch estudió y analizó las emociones en las personas, lo que le llevó a aislar ciertos patrones que, independientemente de su origen o cultura, se repetían en todos ellos. Los patrones en cuestión estaban relacionados con ciertos movimientos corporales y gestos faciales y con una forma determinada de respirar. Siguió analizando y dividió las emociones en seis tipos básicos, en función de estos patrones diferenciados: miedo, rabia, tristeza, alegría, ternura y erotismo. No todas coinciden con las emociones básicas de las que hablan otros autores (el erotismo no suele estar contemplado) pero, considerado desde el punto de vista del cuerpo, los gestos y la respiración intuitivamente podemos comprender que no se parezca en nada a las otras…

Después de analizar las cualidades de cada emoción básica, Bloch se planteó si era posible hacer el camino contrario: si una emoción X tiene ciertas características, que se repiten incluso entre personas de diferentes culturas, ¿podremos hacerlo a la inversa, reproducir esas características y despertar la emoción X? La respuesta es que sí, como pudimos comprobar en el taller (gracias a la dedicación y buen hacer de sus organizadoras), donde no sólo se trabajaba el provocar las emociones, sino también el poder graduar su intensidad. Es lo que ha ido convirtiendo el sistema en un recurso interesante para actores (que de esa manera, al interpretar, no necesitan conectar con sus propias emociones, evitándose sufrimientos innecesarios), y también para coaches, como puso en evidencia que la mayoría de los asistentes lo fuésemos.

Sin embargo, como suele ser habitual en este tipo de talleres, las organizadoras me pidieron más tarde que les escribiera unas líneas dándoles mi opinión sobre el cursillo, y veo que pasan los días y que el poso que me queda es de una ligera… incomodidad. Practicar el método implica aprender a reconocer nuestras propias emociones, y no se puede entrar en una emoción sin desarrollar cierta capacidad de soltar y abrirse a sentir. Pero ¿quién va a decidir cuándo poner en marcha una emoción? ¿Para qué?

Siento que hay algo mecanicista y demasiado mental en ese propósito de manejar y gobernar nuestro interior. No sólo nuestro cuerpo, al que ya sometemos y en el que a menudo sólo nos preocupamos por motivos estéticos. Ahora también, las emociones. No parece que se busque tanto el entenderlas y escucharlas, para vivir en consonancia con nuestro interior, como controlarlas en nosotros y en los demás, para hacer “recetas” y sacar la rabia si desde nuestra mente nos parece que “toca” ser un poco enérgico o ambicioso, o sacar la alegría si de esa forma logramos cambiar un ambiente. No digo que no sea una herramienta de valor innegable, pero también me pregunto… ¿para quién y desde dónde? Sin un trabajo interior previo de la persona que utiliza estas técnicas ¿no se corre el peligro de, simplemente, convertirse en una persona más neurótica (en términos de psicología) y manipuladora?

Ahí estoy, con la duda.

Advertisements

About Débora Altit

Periodista con más de diez años de experiencia en Periodismo y Comunicación, buena parte de ellos en China. Profesora de yoga, yogaterapia y meditación. Coach y practitioner de PNL. Con formación en Proceso Corporal Integrativo (PCI), Bioenergética, Biodanza... Interesada en el desarrollo personal a través del trabajo integrado de cuerpo y mente.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s