Educados maleducados

¿Qué entendemos por “educación”? ¿Qué es “estar bien educado? En este interesante post, Rich People Just Care Less, Daniel Goleman, el autor de “Inteligencia Emocional”, explica cómo las personas con mayor estatus social muestran menor interés y capacidad empática por aquellos peor situados, lo que hace que, en encuentros de apenas unos minutos, se vea claramente cómo los primeros, los más “poderosos”, sonríen y asienten menos y mandan a los segundos mensajes faciales dando cuenta de su desinterés, si es que no optan directamente por interrumpir al otro.

Es curioso porque, en teoría, personas con mayor estatus habitualmente han disfrutado de un mayor acceso a una educación “de calidad”. Han estudiado y sido formados durante más años, tiene un mayor nivel cultural, han viajado más y, en consecuencia, han tenido mayor contacto, también, con personas de distintas culturas, lo que ‘a priori’ las haría más comprensivas y tolerantes con la diferencia… Pero parece que las cosas no son tan sencillas, ¿verdad? Por algún motivo, al leer a Goleman me han venido a la mente casos un tanto extremos: los hijos de dictadores que son criados en Occidente y reciben una exquisita educación de élite y que, de regreso a sus países, terminan siendo igual o más despiadados que sus padres. Parece chocante y a menudo nos preguntamos “cómo” puede ocurrir esto. Quizá la explicación es que lo raro sería que ocurriese lo contrario.

Goleman escribe su ‘post’ en el New York Times, periódico demócrata por excelencia y justo a raíz del estrangulamiento al que los republicanos están sometiendo a Obama por sus intentos de reformar un sistema sanitario. Es decir… No se puede olvidar que hay toda una ideología detrás de este artículo de Goleman, que por algo ya se titula “Los ricos simplemente se preocupan menos”. Pero su lectura me conecta con el tema de la educación que recibimos e impartimos, y sobre las posibilidades de cambiar un modelo que genera mucha frustración. En mi post anterior (aquí) hablo precisamente de un documental que propone otra forma de educar, y quiero aprovechar también para mencionar hoy esta charla animada de Sir Ken Robinson, autor de “El Elemento”, en donde muestra que, medida que pasamos más años escolarizados, vamos perdiendo grandes capacidades como el pensamiento divergente, y muchas personas brillantes se quedan adormiladas y fuera del sistema.

No pretendo enviar un mensaje pesimista. Al revés, el coaching y la meditación me han enseñado que si los humanos nos caracterizamos por algo es, sobre cualquier otra cosa, por ser seres “aprendientes”.

Advertisements

About Débora Altit

Periodista con más de diez años de experiencia en Periodismo y Comunicación, buena parte de ellos en China. Profesora de yoga, yogaterapia y meditación. Coach y practitioner de PNL. Con formación en Proceso Corporal Integrativo (PCI), Bioenergética, Biodanza... Interesada en el desarrollo personal a través del trabajo integrado de cuerpo y mente.
This entry was posted in Uncategorized and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s